Publicado: 25 de Abril de 2015

Leishmaniasis.
La Leishmaniasis es una enfermedad parasitaria que afecta mayoritariamente a perros, aunque ya se han descrito casos en gatos y otros animales. El perro se infecta por la picadura de un mosquito que está parasitado. La infección siempre requiere al mosquito como vector: el mosquito pica a un animal enfermo ingiere sangre parasitada y después, mediante picadura, lo transmite a un animal sano. Este mosquito es endémico de la zona mediterránea y se ha ido extendiendo por otras zonas. 
Una vez el animal es parasitado, dependiendo del sistema inmunitario del animal, pueden pasar 3 cosas:
- Que el animal tenga una adecuada respuesta inmunitaria: El animal tendrá anticuerpos pero no desarrollará la enfermedad ( seropositivo).
- Que el animal tenga una respuesta inmunitaria incompleta: El animal manifestara síntomas pero los órganos internos no estarán afectados.
- Que el animal tenga una respuesta insuficiente: El animal manifestará síntomas muy graves en órganos internos que le pueden llevar incluso a la muerte.
Para diagnosticar si tu perro esta parasitado basta ( en general) con un análisis de sangre especifico.
La Leishmaniasis es una enfermedad crónica ( no se cura) aunque pueden resolverse los síntomas. El tratamiento mas recomendado consiste en unos inyectables durante 30 días que debilitan al parásito y unas pastillas que refuerzan el sistema inmunitario, recomendadas durante al menos un año.