Publicado: 11 de Julio de 2015

¿Cómo reconocer el celo en perros y gatos?
Gatos: los machos llegan a la pubertad (madurez sexual) entre los 5-6 meses de edad. Tienen un comportamiento diferente: necesitan salir al exterior para buscar hembra (si no pueden salir pueden tener comportamientos agresivos). Vocalizan (maullan) están más nerviosos, la gran mayoría marcan con orina objetos o personas. Normalmente son pequeñas cantidades de orina muy olorosas(por las feromonas sexuales) en lugares generalmente verticales, escondidos, como sofás, patas de los muebles, marcos de las puertas... aunque puede variar. Los gatos siguen usando su arenero para orinar. Cuando marcan suelen tener una postura característica: se ponen de espaldas al objeto que van a marcar, postura erguida y orinan en spray.
Las gatas tienen también la pubertad sobre los 5-6 meses y no tienen ciclo( pueden estar en celo siempre con pequeños intervalos de descanso). Adoptan una postura característica: cuerpo agachado, cola levantada, movimientos de las extremidades (baile) con maullidos típicos. A veces pueden marcar con orina.
Perros: los machos no tienen época de celo, depende de si tienen una hembra cerca. Alcanzan la pubertad entre los 6 meses y el año, dependiendo de la raza, y la conducta más típica es que levantan la extremidad para orinar y realizan conducta de marcaje.
Las perras alcanzan la pubertad también entre los 6 meses y el año, dependiendo de la raza y suelen ciclar cada 6 meses (8 meses en razas nórdicas). El celo tiene una duración de unas tres semanas. El signo más evidente es el edema (hinchazón) de vulva. En la primera semana la perra no acepta al macho, después tienen unas pérdidas vulvares sanguinolentas (regla) y en la tercera semana cuando dejan de perder o los últimos días del sangrado se produce la ovulación y es entonces cuando la perra acepta al macho.
Es importante reconocer estos signos característicos del celo para no confundirlos con posibles patologías.